EL CORAL ESTÁ MURIENDO

Y SI NO HACEMOS ALGO YA

SAN ANDRES PUEDE DESAPARECER

La vida de la isla de San Andrés depende del coral que la rodea

Y está muriendo de una enfermedad mortal

Si no se toman medidas la pesca artesanal y otros elementos pueden acabar con la isla

Sebastián Charria y un equipo de profesionales que lo hacen todo por el amor a la isla y el medio ambiente

Sebastian Charria, un apasionado biólogo marino originario de Cali, encontró su verdadero hogar en la hermosa isla de San Andrés. Desde el momento en que puso pie en sus playas y se sumergió en sus aguas cristalinas, supo que su vida estaría ligada a este paraíso tropical.

Enamorado de la biodiversidad marina y consciente de la importancia de los arrecifes de coral, Sebastian dedicó su vida y su pasión al buceo y a la protección de los ecosistemas marinos. Sin embargo, cuando notó los alarmantes niveles de la enfermedad SCTLD ( stony coral tissue loss disease) y en español ” enfermedad de pérdida de tejido coralino”, afectando los corales de San Andrés, su determinación se intensificó.

Sebastian se ha convertido en un incansable defensor de la barrera coralina de San Andrés, luchando por su recuperación y protección. A través de rigurosas investigaciones científicas y programas de conservación, trabaja en estrecha colaboración con científicos, organizaciones ambientales como Blue Indigo Fundation y la comunidad local para frenar el avance de esta devastadora enfermedad.

LA ENFERMEDAD

El SCTLD es una enfermedad coralina altamente contagiosa que afecta a más de 20 especies de coral en todo el mundo. Caracterizado por la descomposición del tejido blando de los corales, este síndrome puede provocar una rápida y masiva pérdida de coral en un corto período de tiempo. A medida que el SCTLD se propaga, los corales se vuelven más susceptibles a otras enfermedades, eventos de blanqueamiento y factores ambientales adversos, lo que aumenta la probabilidad de una devastación aún mayor.

Si bien la causa exacta del SCTLD aún se desconoce, se ha identificado que está asociado con un patógeno bacteriano. La propagación del SCTLD se facilita a través del contacto directo entre corales, así como por el agua de mar y las corrientes oceánicas. Esto ha llevado a su rápida diseminación a nivel mundial, afectando a algunos de los arrecifes de coral más emblemáticos y diversos del planeta.

LAS CONSECUENCIAS

sai-img1

Impacto en la pesca y el sustento de las comunidades locales

Las comunidades locales de San Andrés dependen en gran medida de la pesca y el turismo relacionado con los arrecifes de coral. Si la barrera coralina desaparece, habría una disminución en las poblaciones de peces y otros organismos marinos, lo que afectaría la pesca y la seguridad alimentaria de las comunidades costeras.

sai-img2

Mayor vulnerabilidad ante tormentas y erosión costera

Los arrecifes de coral actúan como una barrera natural que protege las costas de San Andrés contra la erosión y los eventos climáticos extremos, como tormentas y huracanes. Sin esta protección, las islas serían más susceptibles a la erosión costera, lo que podría llevar a la pérdida de playas y daños en la infraestructura costera.

biodiversidad

Pérdida de biodiversidad marina

Los arrecifes de coral son hogar de una amplia variedad de especies marinas, desde peces tropicales coloridos hasta tortugas marinas y tiburones. Si la barrera coralina desaparece, muchas de estas especies perderían su hábitat y su fuente de alimento, lo que podría llevar a la disminución de la biodiversidad marina en la zona.

san andres-2

Disminución del turismo

San Andrés Islas es conocido por sus hermosos arrecifes de coral, que atraen a turistas de todo el mundo. Si la barrera coralina desaparece, perdería gran parte de su atractivo turístico, lo que tendría un impacto negativo en la economía local y en el empleo relacionado con el turismo.

LA SOLUCIÓN

En este mundo loco y globalizado, lo que es muy importante se deja a un lado y nos fijamos en frivolidades que se vuelven en prioridades que realmente no lo son.

La Isla de San Andrés NO es solo de Colombia. Es de los Sanandresanos, es del mundo entero y están viviendo una crisis sin solución a la vista, al menos de forma inmediata. El problema del coral en las islas es una PRIORIDAD #1 en este momento y la solución somos todos. Aportando sumas de $20,000 y más ( cuando sea  posible ) a la  Blue Indigo Fundation es mucho, mucho lo que se puede hacer. Como pueden ver, queremos estar seguros que los recursos se usen como todos deseamos. Se parte de la solución de este terrible problema y demosle una oportunidad a San Andrés a sus generaciones.